Carmelitas Descalzas ContáctenosSitios de interés
Carmelitas descalzas de ChileQuiénes somosEspiritualidad y santosPeticionesUn día con las CarmelitasProductosQuieres conocernospedaso
Monasterios Carmelitas descalzas de Chile
   
Monasterios
Carmelitas Descalzas de Chile/Quienes somos
San José, Santiago
San Rafael, Santiago
Del Sagrado Corazón de Jesús, V.del Mar
Del Santísimo Sacramento, La Serena
Santa Teresa, Talca
Del Espíritu Santo, Los Andes
Jesús, María y José, San Bernardo
De la Santísima Trinidad, Valparaíso
Nuestro Señor Jesucristo Sumo, Concepión
Santa María Madre de la Unidad, Osorno
San José del Carmen, Temuco
Santa María Madre de la Iglesia, Melipilla
Santa María Madre del Monte Carmelo, Puerto Montt
Carmelitas Descalzas de Chile
Monasterio de Jesús, María y José

Dirección: San Alfonso 476, San Bernardo, Santiago, Casilla 57
Teléfono: (6) 587 6962
Correo electrónico: carmelitasjmj@gmail.com

Jesus, María y JoséLa idea del monasterio nace en el corazón de una niña de sólo siete años, Margarita Antonia de Jesú, cuando fue raptaba, junto a sus dos hermanos, por un bandido que pensaba venderlos. Al sentir la protección de la Santísima Virgen le hizo el voto de fundar un Monasterio en Tango, hoy San Bernardo. Junto a este voto creció en ella la vocación al Carmelo, al que ingresa el 24 de noviembre de 1869 al cumplir 21 años, recibiendo el nombre de Margarita de San Juan de la Cruz.

Vivió una vida ejemplar, llegando a ser varias veces priora, y como prueba de su generosidad, el Señor le concedió el carisma de fundadora. Antes de cumplir su promesa de niña, hizo dos fundaciones, una en Viña del Mar y otra en Curimón (hoy Auco-Los Andes).
Pasados dos meses de la fundación de Curimón tuvo que volver a Valparaíso por enfermedad, compartiendo con la comunidad de Viña del Mar. Ahí sintió, que en vista de su recuperación, había llegado el momento de comenzar una nueva fundación, y la decisión fue confirmada por tres hermanas de la comunidad que aspiraban a algo más. Manifestado el deseo de la madre, asintieron a ir con ella donde Dios quisiera.

Después de mucha oración, esfuerzos y sacrificios se realiza la nueva fundación en San Bernardo, el 30 de diciembre de 1904, bajo el nombre de Jesús María y José, elegidos como modelos de familia orante y trabajadora.

Cien años han pasado ya desde su fundación, y tras vencer diversas vicisitudes como la escasez de vocaciones y la situación económica, en la actualidad forman una comunidad de 16 hermanas  y dos hermanas externas, que tienen su casita aparte incorporada al convento.
Las externas iniciaron su labor el 18 de marzo de 1995, con el fin de prestar ayuda a la comunidad para todo trabajo fuera de clausura. Viven la misma Regla y Constituciones, excepto la clausura. Gozan de ocho días de vacaciones en su casa una vez al año y comparten con las demás hermanas los horarios, rezos, trabajos y recreaciones. Son de gran ayuda para la comunidad y, hasta el momento,  las únicas en Chile. Como manda la Regla, las carmelitas viven de limosnas y su trabajo, fundamentalmente de la fabricación de hostias, mermelada, velas, tejidos además de la confección de rosarios, escapularios, juegos de altar y tejidos a crochet. Nuestra vida es humilde y sencilla procurando imitar a nuestros patronos en vida de silencio, oración y trabajo.

abajo